2017 es el Año Internacional del Turismo Sostenible.

El año 2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo que debería fomentar un cambio en las políticas, las prácticas de empresa y el comportamiento de los consumidores para promover un sector turístico más sostenible.

El turismo sostenible o solidario está comprometido con el medio ambiente y la cultura autóctona, intentando producir el menor impacto posible sobre ellos, a la vez que contribuye a generar ingresos y empleo para la población local.

La Organización Mundial del Turismo define turismo sostenible como: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas“.

Esta conmemoración es una gran oportunidad para analizar cómo el turismo se ve afectado por el cambio climático, para avanzar en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del sector y para aumentar los esfuerzos de adaptación frente a los impactos inevitables que ya está causando el calentamiento global.

Cada año, más de mil millones de turistas viajan por todo el mundo generando empleos y recursos para millones de personas. El turismo es un sector central para las economías de los países desarrollados y en desarrollo tanto a nivel local como nacional.

Contar con un clima estable es fundamental para el buen desarrollo de la actividad turística, por encima de todos los sectores de actividad. El sector turístico está sufriendo efectos, cada vez más graves, del cambio climático como tormentas, olas de calor, escasez de agua, la subida del nivel del mar que amenaza los resorts costeros o la escasez de nieve que está perjudicando a las estaciones de esquí.

El transporte por motivos turísticos ya sea en avión, automóvil o tren genera el mayor porcentaje de emisiones del sector. Cabe destacar que las emisiones del transporte pueden reducirse privilegiando el uso del tren en el caso de los viajes continentales.

Por todo ello debemos concienciarnos y actuar para mejorar en todos los aspectos negativos en los que nos vemos afectados todos los que trabajamos en el sector turístico, aportando cada uno de nosotros un compromiso  justo para nuestro futuro.

Mis mejores deseos para estas vacaciones, volvemos en Septiembre!

Carme Balliu

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *